Bases topográficas y replanteo de obras

Sea cual sea el equipo de trabajo destinado a utilizarse en una obra, desde el inicio y hasta final de la misma la implementación de una red de bases nos servirá para realizar todos los trabajos necesarios de una manera precisa y fiel.
En el replanteo, la topografía a la inversa, es decir el marcado en el terreno de cualquier elemento de un plano, a partir de susodichas bases y dependiendo del instrumento a utilizar, con la multilateración o la trigonometría por ejemplo, se puede dejar reflejado como se comentaba anteriormente cualquier punto de un plano.
Es importante en el replanteo una buena topografía base que nos permita el marcado de todos los elementos propiamente encajados.
La importancia de los elementos de cimentación hacen que el replanteo sea muy necesario para la propia implantación de zapatas, pilares, riostras o cualquier otro elemento constructivo. Con el replanteo de estos elementos se garantiza la verticalidad y posición, por ejemplo de los pilares de un edificio, incluso a distintos niveles, con el consiguiente perfecto funcionamiento de la estructura, transmitiendo los esfuerzos y cargas de forma acorde a los cálculos realizados.

[Volver]