Medición de gasoducto

Tanto en la fase de estudio como en la propia ejecución y finalmente en la fase de documentación y creación de los planos tipo As Built es necesario contar con la topografía. El hecho de disponer de una cartografía fiel a la hora de proyectar trazado de un gasoducto, localizando todos y cada uno de los posibles obstáculos, proporciona la tranquilidad y firmeza necesaria para afrontar este tipo de obras de gran envergadura sin sobresaltos.

La topografía es también una herramienta imprescindible localizando y georreferenciando los elementos que forman parte de un gasoducto cómo las tuberías de de polietileno ó de acero, válvulas, piezas de reducciones y acometidas, que una vez colocadas desparacen bajo el firme asfaltado y/o hormigonado. Posteriormente, conociendo las coordenadas de todos los elementos medidos, resulta muy fácil poder localizarlos en caso de incidencias o averías.

 


[Volver]